ARTICLES D'ECONOMÍA ALTERNATIVA


NACIONALIZAR EL DINERO NO LA BANCA 

 http://www.dineropositivo.es/2015/07/28/nacionalizar-el-dinero-no-la-banca/

 _________________________________

               NADA ESTÁ PERDIDO
Por Susana Martín Belmonte. Editorial. Icaria Antrazyt 

 
Comentario introductorio: Los estados actuales cuyas finanzas están basadas en la recogida de impuestos y la industria de armamento, están en la actualidad sumidos en una crisis profunda.

El actual sistema capitalista que es a la vez un sistema mixto de capitalismo empresarial y capitalismo de estado parece primordial entender qué es el dinero, las posibilidad de desarrollar una economía alternativa basada en la autogestión incluida la autogestión financiera y contar un instrumento idóneo para una economía autogestionaria.

Lo que se expone a continuación es un breve resumen del libro NADA ESTÁ PERDIDO . Libro que pretender ofrecer una perspectiva de solución en este sentido.

EL DINERO VIRTUAL

Los billetes y monedas son el último vestigio que justifica la organización financiera mundial actual

El axioma principal del dinero que circula actualmente es que puede ser considerado una mercancía; algo que se puede comprar y vender, cuyo precio de “ alquiler” es el tipo de interés, y cuyo precio de “venta” es el tipo de cambio de cada divisa frente al resto y cuyos traficantes primeros son los bancos comerciales. Considerar el dinero como una mercancía es lo que nos lleva a comprarlo y venderlo. Pero hace mucho tiempo que el dinero no es una mercancía y los expertos lo saben

Considerar el dinero como una mercancía es una convención. Pero cuestionar esto es cuestionar la esencia misma del sistema y resulta inconcebible hasta para los más críticos y se entiende con frecuencia como un ataque al libre mercado.

Cuando el perfeccionamiento de una idea se lleva a su máxima perversión, estamos hablando del mecanismo de reducción al absurdo , uno de los más eficaces para demostrar que una hipótesis es falsa

Este va a ser nuestro método para demostrar que el sistema actual tiende al absurdo. En el sistema económico actual las ganancias se privatizan mientras las pérdidas se socializan porque las perdidas generadas en una crisis financiera son sociales, se quiera o no. Sin embargo no hay nada más incompatible con el mercado. Pero sin responsabilidad individual en la utilización de las finanzas entramos en el terreno en el que todo vale. Y si todo vale, nos dirigimos hacia el caos.

Un dinero de otra naturaleza no tendría por qué ir asociado a un sistema financiero basado en el concepto de comerciar con el dinero. Hoy día el dinero puede cumplir su ciclo completo sin materializarse ni una sola vez en algo tangible

Lo primero que nos encontramos al iniciar el análisis del sistema económico actual es que los instrumentos , en este caso el dinero en la economía, está unido a un contexto de uso determinado. El instrumento tiene que ir de la mano de los elementos asociados que les permitan funcionar adecuadamente : el conjunto de esos elementos es su contexto de uso.

Trataremos de demostrar que el dinero virtual no es un instrumento que se gestione de forma adecuada con el vetusto sistema monetario y financiero actual, sino un instrumento diferente que exige mecanismos de funcionamiento diferente . Queremos demostrar que en la R-economía (1)no habría crisis financieras, que no habrá especulación ni tampoco crisis de sobre-producción,etc.

Los rescates bancarios que están teniendo lugar en los últimos años nos están mostrando que existe un proceso claro de conversión de deuda privada en deuda pública. Si a esto unimos el poder de gobiernos y bancos centrales de emitir dinero y deuda pública sin limitación alguna, nos encontramos en una situación en que el dinero “ganado”, el ahorro de particulares y las reservas de empresas productivas, tienen el mismo poder de acceso a la producción y a los recursos que el dinero creado de la nada, en volúmenes irreales, con el único objetivo de sostener un sistema monetario y financiero insostenible

  1. R-economía : sistema monetario y financiero basado es un sistema puro de anotaciones en cuenta de dinero virtual, un sistema de deuda simple en el que la deuda monetaria y la deuda crediticia se funden en una sola.. Al final del escrito indicamos cuales son las variables fundamentales de la R-economía.

Dicho con otras palabras nos encontramos ante el saqueo efectivo de la economía real por parte de la economía financiera . La organización económica actual aparenta estar basada en un análisis científico de los hechos que tienen lugar en la esfera de lo económico, en cambio no lo está.

Por el contrario, las bondades de la R-economía no son sólo ténicas. En la confrontración entre el modelo monetario y financiero actual y la R-economía ha emergido un concepto de forma natural, el concepto de la soberanía financiera que es la capacidad de participar en la toma de decisiones que tienen lugar en la esfera de la gestión de los recursos financieros y el crédito y está constituida por una serie de derechos que más adelante explicaremos con detalle. El poder financiero consistirá en el ejercicio de esos derechos.

La forma actual de obtener los recursos financieros consiste en competir por el capital.... Competimos, ofreciéndole buenos beneficios al mínimo riesgo posible. Este es el rasgo que caracteriza al capitalismo.

No es de extrañar que asignar recursos de este modo provoque siempre un reparto a favor del capital en la distribución de la renta. Esta realidad impide a los ciudadanos tomar las decisiones que más afectan a su destino, tales como qué producir, cómo o si es conveniente que la producción crezca constantemente. Por el contrario en el sistema económico actual el ciudadano está sometido al crecimiento económico permanente y a su vez privado de la prerrogativa de reducir la jornada laboral como respuesta a los repetidos incrementos en la productividad .


LA DEUDA

La deuda es un elemento esencial del dinero moderno. Hay dos tipos de deuda, la deuda monetaria y la deuda financiera.

En 1971 fue el momento justo cuando el dinero pasó a estar respaldado simplemente por deuda. El dinero que hay en su cuenta bancaria y los billetes que están en su carácter son un activo para usted porque son un pasivo para el “ sector generador de dinero” que está formado por gobiernos centrales, bancos centrales y bancos comerciales.

El dinero actual es un activo para un agente porque es un pasivo para otro. El dinero que hay en su cuenta bancaria y los billetes que hay en su cartera son un activo porque es un pasivo para “el sistema generador de dinero” (Gobiernos, bancos centrales, bancos comerciales)

El dinero y la deuda son las dos caras de la misma moneda. No pueden existir el uno sin el otro como de la misma manera que los billetes de antaño no valían nada sin el oro que los respaldaba. Es una deuda especial. Si esta deuda se liquida el dinero desaparece. A la deuda que respalda el dinero la llamaremos deuda monetaria. La deuda financiera por el contrario es la que se produce en el sistema financiero

El problema esencial del mercado financiero es que está basado en el concepto de gestionar el dinero como si fuera un stock... Se parte de la premisa de que hay una cantidad de dinero en el mundo y lo que hay que hacer es pasarlo de unos agentes a otros de forma rápida y eficiente. Sin embargo el dinero actual no es un mercancía y por tanto no tiene sentido gestionarlo como si lo fuera. El dinero hoy es un servicio tecnológico, se crea ex-profeso de la nada, según las necesidades y con el respaldo de una mera deuda formal.

La creencia generalizada es que los bancos prestan dinero que depositan en él sus clientes, como si el banco fuese algo así como una caja cerrada de donde no puede salir algo que previamente no ha entrado, como lo era antaño. Hace mucho tiempo que el banco crea dinero en el momento en que lo presta . A continuación ese dinero circula por la economía y acaba depositado en algún banco, con lo que en el global del sector bancario hay suficientes depósitos, los coeficientes de caja se cumplen y los bancos pueden seguir prestando.....En realidad el banco es un lugar de donde mana liquidez.

Esta forma de crear dinero no tendría por qué suponer un problema, salvo por dos razones. La primera es el hecho de que un dinero como el actual, que se ha convertido en un sistema de deuda de por sí, y la segunda el hecho de que vaya unido al sistema de deuda del sistema financiero, provoca una redundancia, una deuda sobre la otra. Una doble deuda.

El saldo negativo se denomina pasivo. Pero también se le denomina pasivo a la contrapartida de un activo. Con el dinero pasa lo mismo, como es un activo para quien lo posee es un pasivo para quien lo ha creado, el sector generador de dinero, aunque en realidad el sector generador de dinero no le debe nada a los que tienen el dinero en su poder. Este pasivo peculiar que es como una deuda pero no exactamente, se denomina pasivo no exigible.... De modo que esa cantidad de dinero para nuestro productor es un pasivo y un activo al mismo tiempo. Si ambos saldos tuvieran la misma naturaleza podrían compensarse, anularse mutuamente. Esto significaría que este productor que ha recibido un crédito del banco, en realidad no debe nada a nadie y nadie le debe nada a él. Sin embargo en la actualidad esto no es así porque estamos hablando de dos pasivos distintos. La deuda monetaria es no exigible y la deuda crediticia es exigible.

El sistema financiero necesita de una determinada cantidad de dinero en circulación. Si la deuda que respalda el dinero desapareciera, si el pasivo monetario se cancelase, el dinero desaparecería. Por eso en la convención actual del dinero, la deuda que respalda el dinero es no exigible, para que el dinero pueda existir. Por otro lado , el dinero debe circular, por eso en la convención actual del dinero hay otra deuda que es exigible: la deuda crediticia

Es obvio que una parte de esa deuda debe ser exigible para que l dinero circule y otra parte puede ser no exigible, para que el dinero exista.

La clave del poder económico en nuestros días consiste en hacer uso inteligente de ambas y el uso más inteligente que puede haber es endeudarse con deuda no exigible y realizar actividades que hacen a otros endeudarse con deuda exigible con nosotros.

Las instituciones financieras emiten dinero según los criterios de los bancos centrales y adquieren a cambio deuda no exigible. Simultáneamente prestan dicho dinero a los ciudadanos y a las empresas productivas quienes adquieren frente a dicho banco una deuda exigible. A su vez las grandes multinacionales se financia en el mercado de valores y adquieren una deuda con sus accionistas no exigible, puesto que tal es la naturaleza del capital de una empresa. Sus clientes adquieren frente a esas multinacionales deudas exigibles por el consumo de los bienes y servicios que producen.

Otro de los problemas de esta forma de crear dinero es el interés. El hecho de que cada unidad monetaria puesta en circulación haya sido creada como un préstamo con interés tiene unas consecuencias devastadoras sobre el sistema económico y la sociedad que son : imponernos la obligación de crecer de forma permanente y dividir el mundo entre ganadores y perdedores. En todo momento la deuda de la sociedad con la banca es superior al dinero que existe para devolverla. La obligación de devolver los intereses, además del principal, hace que los intereses tienen que proceder de un nuevo préstamo, pues la cantidad de dinero que tiene que pagar el interés conjunto de toda la sociedad no existe previamente.... Luego el pago del interés obliga a la economía en su conjunto a crecer al mismo ritmo que marca el tipo de interés, al menos de forma nominal, simplemente para seguir en el mismo sitio. ( Lietaer 2001)

Mientras el principal sí fue creado y puede ser devuelto al banco, los intereses nunca fueron creados. El diseño del sistema financiero es tal que una parte de los prestatarios fracasará en la devolución de sus préstamos al banco. Esta situación se puede disfrazar durante un tiempo a base de pagar los intereses de créditos anteriores con nuevos préstamos, en una escalada de crecimiento permanente que acabará con una crisis financiera , en la que los más débiles lo perderán todo.

El crecimiento permanente del sistema económico se vuelve imperativo para alimentar las exigencias financieras.

Nunca debe haber más deuda que dinero en circulación y por tanto el dinero no puede ser creado como préstamo con interés. El mercado se basa en cierto equilibrio entre oferta y demanda y cuando ese equilibrio se rompe el sistema se bloquea. El dinero tiende a concentrarse en pocas manos, lo que estrangula la demanda efectiva …..( crisis de superproducción).


EL DINERO HOY Y MAÑANA

Si el sistema monetario es ya de por sí un generador neto de deuda ¿ para qué necesitamos un sistema financiero adicional? La respuesta es simple: PARA NADA. No hay ninguna razón para que la deuda monetaria y la deuda crediticia convivan. El sistema financiero tal y como lo conocemos puede desaparecer ( y el interés con él) siempre y cuando el sistema monetario adquiera funciones de financiación de la economía real. Para lo cual necesitamos mecanismos diferentes de creación y destrucción de dinero y tratarlo como un flujo en lugar de como un STOK.

Las tres funciones del dinero: Medio de intercambio, unidad de cuenta y depósito de valor.
Hoy día tenemos internet y gracias a internet la moneda imaginaria es una realidad que se denomina dinero virtual.

Una de las características de un sistema financiero cualquiera : la circulación del dinero ( y de la deuda) está impulsada por el intercambio de bienes y servicios.

Los mecanismos para otorgar crédito para el intercambio de bienes y servicios es un defecto del sistema, un aspecto obsoleto de su funcionamiento con poco o ninguna justificación y
y con innumerables consecuencias nocivas …Necesitamos un nuevo criterio para otorgar el crédito


Uno de los problemas más graves que tenemos hoy en día es que se confunde las funciones del crédito y del dinero. ¿ Cómo es posible que el crédito se sobre-expanda? Porque no existe en la actualidad un criterio válido para establecer correctamente los límites del crédito, no sólo a nivel individual, tampoco a nivel agregado. Y lo mismo ocurre con el volumen del dinero en el mercado.

La innecesaria superposición entre deuda monetaria y deuda crediticia distorsiona el papel del crédito

J.A. Schumpeter : a) Los flujos monetarios tienen resultados reales, pues actúan como capital. b) A diferencia del dinero, el crédito no avala una previa contribución a las actividades económicas , en cambio permite la particpación en el ” dividendo nacional” antes de haber aportado ningún bien o servicio. El crédito a diferencia del dinero, debería tener condicionantes c) La condición es devolver bienes y servicios finales a la sociedad para compensar los bienes y servicios consumidos en primer lugar con el crédito recibido.

El capital es una herramienta de producción pero no es una fuerza productiva ( J.A.Schumpeter)

La formación de capital consiste de este modo en el ahorro de fuerzas productivas y el destino de dicho ahorro a fines productivos.

La diferencia entre emplear trabajo para ir a la fuente por agua y emplearlo en construir la canalización es similar cuando lo analizamos desde el punto de vista del empleo de dinero: no es igual gastar dinero en bienes de consumo que gastarlo en pagar mano de obra u otros insumos productivos. En este último caso estaríamos hablando de “ dinero como capital”. Por lo tanto vemos claramente que el dinero en general y el dinero como capital se diferencian en el destino que se le da . El dinero como capital tiene como destino la inversión productiva y es lo que impulsa a que los recursos se organicen en una unidad productiva que provee de forma más abundante las necesidades humanas. Esta distinción no puede hacerse con en dinero “mercancía” ni su representación el dinero en efectivo. El dinero es la expresión de una potencialidad pura. El dinero es indistinto e inespecífico. Sólo yo cuando se utiliza en una adquisición ese potencial que encierra el dinero se materializa.

No había forma de distinguir el destino del dinero hasta que llegó el dinero virtual. Las ideas de Schumpeter respecto del dinero y el crédito no han sido puestas en práctica. Hasta ahora existía una dificultad técnica para establecer la diferencia entre dinero en general y dinero como capital.

Para concretar este sistema tenemos que definir tres cuestiones principales:

  1. ¿ Quién está capacitado para emitir el dinero ( o para endeudarse) ?
  2. ¿Sobre qué bases debe ser emitido el dinero ( u otorgado el crédito)?
  3. ¿ De qué límite de dinero dispone cada emisor?

En la ciencia económica actual no hay mucha relación entre lo que ocurre a niveles micro y macro . La macroeconomía actual no se basa en escalar a un nivel agregado los aspectos microeconómicos. No debería haber una teoría microeconómica y otra macroeconómica sino una sola teoría económica unificada que integre ambos puntos de vista. Si queremos pasar del análisis micro al análisis macro tenemos que tener en cuenta los mecanismos de interacción entre agentes económicos

Si queremos pasar de una análisis microeconómico a un análisis marcroeconómico tenemos que tener en cuenta los mecanismos de interacción entre agentes económicos.





EL CICLO DEL INTERCAMBIO

La verdadera razón por la que vale la pena construir un nuevo sistema monetario y financiero es el tiempo o para ser más exactos, la variable tiempo.

Para llegar a una teoría monetaria dinámica, tal como nos proponemos,debemos definir cómo se relaciona el dinero, el crédito y la producción en el tiempo....La respuesta está en el ciclo de intercambio... En el intercambio con dinero ( clásico), el dinero entra a formar parte en el intercambio como contrapartida de cada entrega de bienes y servicios Por eso es necesario disponer de una dotación inicial de dinero para poner en marcha cualquier proceso productivo ya sea una nueva actividad, ya sea la ampliación de una actividad ya existente.

Cada agente del mercado actual lleva a cabo un continuo flujo de operaciones de recepción (A) y entrega (B) de bienes y servicios que llevan aparejados sus pagos y cobros correspondientes, si queremos adentrarnos en la mecánica del proceso, debemos observar que ese aparente flujo continuo en realidad se compone de ciclos que se dan de forma consecutiva.

Dado que ninguna dotación inicial de dinero es infinita es necesario que estos flujos A y B tengan lugar y vayan alternándose con una determinada cadencia. A efectos financieros los cobros de dinero habrían compensado los pagos realizados y el agente estaría de nuevo en disposición de realizar nuevos pagos. El intercambio sigue siendo la unidad básica de la actividad económica, el engranaje tipo que replicado en miles de operaciones constituye la compleja economía que tenemos. Su esencia original es de un todo completo en sí mismo.
El estudio de este proceso teniendo en cuenta la variable tiempo es esencial. Al periodo de tiempo en que tardan en completarse las dos mitades del acto del intercambio la denominaremos “ ciclo de intercambio”. El ciclo de intercambio sintetiza la relación temporal existente entre la compra de insumos con la venta del producto o bien la obtención de un salario mediante el desempeño de una tarea laboral, y su empleo en productos de consumo. Es un ciclo con una duración determinada que comprende el acto del intercambio completo.

El descenso de ventas es una de las causas que producen una reducción en la variable duración de intercambio.

En cada momento se puede definir una cantidad mínima de ventas por periodo de tiempo necesario para que un agente pueda seguir llevando a cabo su actividad. Si dichas ventas no se producen, el agente no podrá atender sus necesidades básicas y deberá abandonar su actividad.

La variable L ( dinero necesario para mantener la actividad de un agente económico en ausencia de ingresos durante un determinado periodo de tiempo) simboliza las necesidades de liquidez de un agente y es clave en la economía real, pues si se introduce como variable endógena en el modelo nos permite tener en cuenta los límites entre la vida y la muerte de los agentes económicos, la línea que coloca a una empresa entre la actividad y el cierre, el umbral de la quiebra y el umbral de la pobreza en las personas.

El ciclo de intercambio supone el engranaje básico de la economía y la velocidad del intercambio V sería algo así como la frecuencia de onda, el pulso, el ritmo de funcionamiento de cada uno de esos engranajes. El ciclo de intercambio también nos permite llegar a la cantidad adecuada de crédito y de dinero en el sistema económico.

El sumatorio de L para todos los agentes de la economía nos proporciona una buena base para conocer el volumen del crédito y de dinero necesario en el sistema económico en su conjunto. Además como L está definida por un periodo determinado de tiempo se trata de cantidad adecuada de dinero y de crédito por unidad de tiempo.

La solución Keynesiana … genera una lógica contra-intuitiva según la cual la solución de una situación de ruina puede venir de un mayor endeudamiento, endeudamiento que se sostiene únicamente en el crecimiento futuro del sistema económico. El problema es que tanto el endeudamiento como el crecimiento económico tiene sus límites.

ADECUADA CANTIDAD DE DINERO Y CRÉDITO

Dado que existe algo parecido a un sistema monetario y financiero en el mundo, el gran problema al que ha debido enfrentase este sistema ha sido mantener la masa monetaria en circulación en la dimensión adecuada. ¿Qué cantidad de dinero?

En el sistema actual es es difícil de decir pues la cantidad de dinero en circulación en una economía depende del tamaño de esa economía pero también depende de la velocidad de circulación del dinero que se denomina V y que depende mucho del estado de evolución en que se encuentre la tecnología aplicada a los medios de pago. El problema es que esta simple disyuntiva constituye todo un mundo de posibilidades.

Cuando el dinero es abundante no funciona, pierde credibilidad y crea problemas. La falta de liquidez es igual de inconveniente. Los monetaristas pensaban que el dinero necesita tener algún límite físico ya que la continuidad de dinero en el mercado debe ser la adecuada. De esta forma la mayoría de los países desarrollados disponen de un banco central emisor, independiente del gobierno, autolimitan el déficit público y en cuanto la inflación despunta suben el tipo de interés o restringen la oferta monetaria.

El nombre correcto del mayor peligro monetario hoy día es la especulación que se podría definir como el conjunto de las operaciones comerciales o financieras que tiene por objeto la obtención de un beneficio económico basado en las fluctuaciones de los precios.

La inversión es especulativa cuando no comporta ninguna clase de compromiso con la gestión de los bienes en los que se invierte, limitándose al movimiento de capitales ( especulando con los precios ). La especulación genera el fenómeno denominado burbuja especulativa que al explotar causa una crisis financiera . El sistema económico actual no dispone de mecanismos para lucha contra la especulación. La especulación está asociada al sistema financiero actual y no a la economía libre de mercado.

En la actualidad no existen criterios sólidos para definir el volumen adecuado de crédito en el sistema económico. La teoría económica ignora el hecho de que el volumen de deuda del sistema es siempre superior al volumen del dinero existente para devolverla. El volumen de los préstamos no se puede disociar de la masa monetaria. La sobreproducción del crédito a partir de un cierto punto genera una crisis de superproducción.

A diferencia de otros tipos de inyecciones de dinero en la economía, el dinero como capital es esencialmente no inflacionario, pues aumenta la capacidad productiva y da lugar a una mayor cantidad de bienes y servicios disponibles en el mercado.









EL CRECIMIENTO Y LA EVOLUCIÓN DE LOS SISTEMAS ECONÓMICOS
Decidir qué se financia y qué no se financia … es otro asunto.... pertenece al ámbito de la libertad de elección del público, aunque la doctrina económica se inmiscuye condicionando y secuestrando dicha capacidad de elección
El excedente de mercado es el carburante que alimenta el motor del crecimiento económico. El excedente de mercado o los bienes y servicios que exceden a las necesidades de los agentes con capacidad de pago, son los que alimentan los proyectos que producirán nuevos bienes y servicios y el crecimiento de la economía.

La decisión de dar crédito a este sujeto es una decisión propia de la autoridad económica monetaria. Esta responsabilidad que recae sobre los bancos tiene un sentido económico por el papel que de “ contable social” que Schumpeter atribuía la sector bancarios. El sistema bancario por supuesto no lleva a cabo esta función en la actualidad

El excedente del mercado puede tener numerosos destinos. De esta forma las sociedades con frecuencia acaban produciendo no lo que sus miembros deciden consumir de forma consciente,sino lo que sus apetitos dictan de forma inconsciente y lo que a los que dan el crédito les interesa financiar.

La decisión de qué financiar tiene una trascendencia a la que no se presta atención, la capacidad de generar y dar forma al futuro.

Cada inversión, lo mismo que cada acción humana configura un futuro diferente. Cada acontecimiento configura una especie de surco que determina el camino de los siguientes acontecimientos.La decisión de financiar unos proyectos u otros está en el mismo epicentro de futuro.

El poder financiero va más allá. Su vertiente más aterradora consiste en cambiar las circunstancias socioeconómicas para que determinados negocios sean rentables. El poder financiero también decide la forma explícita de la distribución de la renta.

Sin embargo la sociedad acepta dócilmente vivir fuera del ámbito en donde se toman dichas decisiones en le espejismo de que el dinero tiene una mecánica propia, la del mercado de dinero, de cuya ciencia somos ignorantes y un fin único: el crecimiento económico, fin sagrado, mucho más importantes que los fines concretos que los humanos podamos tener.

Buscar las posibilidades de crecer y estar obligado a crecer son dos cosas bien diferentes. En el primer caso si no se consigue crecer no pasa nada. El el segundo caso, en nuestro caso, debido al sistema financiero actual, si no crecemos estamos obligados a todo tipo de desgracias.

EL AHORRO

Estamos acostumbrados a que se nos diga que el ahorro es bueno,pero el ahorro es un arma de doble filo para el sistema económico. Algunos bienes se quedarían sin vender a causa del fenómeno que denominamos ahorro. De esta manera el ahorro sería la cantidad de medios de pago que sería suficiente y necesaria para adquirir el excedente de mercado a precios de mercado. El ahorro se traduce en un déficit de demanda efectiva. Así el ahorro es una de los más grandes desafíos de la economía pues constituye una oportunidad y a su vez un peligro. Sin ese uso “interesante” del excedente de mercado, el ahorro provoca que el mecanismo de la economía empiece a funcionar mal, causando una reducción en la renta global mucho mayor que el volumen del ahorro que originó esta cadena de acontecimientos. Este fenómeno se denomina paradoja de la frugalidad pues resulta paradójico que un aumento del ahorro individual pueda causar la contracción del sistema económico.

La sociedad en su conjunto ahorra gracias a los aumentos de la productividad, genera un excedente de mercado y luego lo invierte en incorporar a su sistema productivo procesos que dan lugar a los productos y servicios novedosos que desea obtener. Es un proceso mediatizado por los intermediarios financieros... pero lo cierto es que este proceso no funciona. Pareciera que la coordinación entre ahorro e invención encerrara una gran dificultad, pero la realidad es que es irresoluble desde la misma base del sistema monetario y financiero actual. En parte se debe a la maldición del interés, al desequilibrio estructural de oferta y demanda que le subyace y a la permanente situación de deuda de la mayoría de la población en relación con los grandes poseedores de capital. El problema es la escalada de deuda que este esquema implica y que no se puede solucionar por más que el ahorro llegue a la inversión. Al contrario cuando más crecimiento económico se produce, cuanto más llega el ahorro a la inversión, más intereses se devegan y más deuda se genera en el sistema económico. Esto aumenta todavía más el desequilibrio entre oferta y demanda , la necesidad de coordinación de ahorro e inversion. ... tras la quimera del pago de la deuda. Sin olvidarnos del pleno empleo que cuando más avanza la tecnología y más se sustituye la mano de obra humana, más difícil es de alcanzar.

La pretensión de que toda esta problemática entra en el ámbito técnico de la ciencia económica es infundada. La realidad es que entra en el ámbito del poder ( hay que distinguir entre técnica y destino)

El destino de los sistemas económicos es un asunto que pertenece al ámbito de la elección de las personas y cuando está tan fuera de él se deforma de manera tan evidente como lo está en el presente, tenemos entonces que hablar de un secuestro de la libertad de las personas.


EL MECANISMO AVERIADO

  • Tal como hemos visto, el ahorro en forma de renta se asimila en el sistema monetario y financiero actual al ahorro de mano de obra. La liberación de la mano de obra es la que permite realmente su puesta a disposición de nuevos procesos productivos.

  • El planteamiento de liberar mano de obra tiene poco sentido cuando altas tasas de desempleo conviven con una crisis de sobreproducción.

  • Keynes mostró que la tendencia a ahorrar o a consumir depende de las circunstancias particulares de cada agente económico. Para resolver el problema del traslado del ahorro a la inversión es esencial considerar quien tiene el dinero, cómo se distribuye la renta en el sistema económico. Para resolver los desequilibrios en este aspecto Keynes propuso la política fiscal que pretende la distribución de la renta; pero ésta herramienta se apoya con frecuencia en el endeudamiento del sector público, que tiene sus límites.
  • Keynes trató de solventar el tema del déficit de la demanda efectiva y nos ha llevado al problema de forzar los límites del endeudamiento y violar los límites naturales del crecimiento económico. De esta forma han emergido prácticas nocivas como el consumismo, la obsolescencia programada o la financiarización que dan respuesta a esta necesidad.

  • El destino del crédito en términos de consumo, inversión productiva e inversión especulativa, tienen efectos muy diferentes en la evolución de los sistemas económicos. Pero variables esenciales como la distribución de la renta o el destino del crédito influyen más en resultado final de la evolución de los sistemas económicos y son mucho más decisivas que discernir la adecuada cantidad de dinero en el mercado.


El tipo de interés

  • El interés es el gran problema de nuestro sistema económico.El esquema de deuda ascendente impagable que esconde debería ser razón suficiente para confiar en otro tipo de mecanismos de los procesos de crédito. No obstante existen otras muchas razones para hacerlo

El interés en teoría se forma en el mercado del dinero, sin embargo el tipo de interés hoy en día no es el precio de equilibrio que resulta entre la oferta y la demanda de dinero como en cualquier otro mercado.En las economías actuales el tipo de interés se manipula a través de los bancos centrales para generar crecimiento económico ( bajándolo) o para frenar la inflación ( subíendolo).Pero ésto es sólo teoría, la realidad es muy distinta. En primer lugar los empresarios no crean empresas porque el dinero esté bajo sino por las perspectivas de beneficio económico con las actividades existentes.....Por otro lado sería conveniente expresar en sus correctos términos esta forma de reactivar la economía pues en realidad el tipo de interés lo que hace es ahogar la economía y bajarlo no es otra cosa que aflojar un poco el ahogo.

  • Si hay algo evidente en todo esto es que ningún negocio cuya tasa de beneficio esperada sea inferior al tipo de interés es económicamente rentable. Ya conocemos las malas consecuencias de la asignación del crédito de bajo interés ( en forma de burbujas).

  • La trampa de la liquidez ocurre cuando la tasa de interés nominal está próxima a cero y la autoridad monetaria no es capaz de estimular la economía con herramientas tradicionales de la política monetaria. En este tipo de situación el ahorrador sabe que no va a recibir retornos interesantes de inversiones en la economía real o financiera, así que prefiere mantener sus activos en efectivo o depósitos a corto plazo en lugar de realizar inversiones a largo plazo. Esto hace que la recesión sea todavía más severa y pueda contribuir a la deflación. El concepto una vez más fue definido por J.M. Keynes.

  • El dinero en circulación debe ser relativamente escaso, tan escaso como el conjunto de bienes y servicios que haya la venta en el mercado, esto es una característica intrínseca del dinero, de cualquier clase de dinero. Por tanto se impone la necesidad de encontrar criterios alternativos para limitar la emisión de dinero y de crédito, sobre todo porque cada vez es más necesario establecer esos límites que hoy día no existen y que no se justifican sólo por los aspectos técnicos del sistema económico sino por los límites del ecosistema.

  • Pero nadie pone juntos todos los proyectos que se están financiando en un momento dado y hace una proyección para analizar qué va a pasar cuando haya que retornar el crédito de esas inversiones, cómo está repartiendo la renta y si tendrán capacidad de gasto consumidores y empresas para satisfacer la ventas esperadas en los planes de negocios de esas inversiones.

La eficiencia económica

  • A igual riesgo recibirá financiación el proyecto que mayor beneficio prevea y se supone que esto es la expresión de la máxima eficiencia económica. La razón por la que se supone tal cosa sólo puede existir en no entender el concepto de eficiencia y no distinguir de nuevo la diferencia entre medios y fines o entre técnica y destino. El dinero es un medio, un instrumento, igual que los distintos sistemas de producción. Financiar o no un proyecto implica dos consideraciones: ¿ Qué queremos alcanzar con ese fin?, y ¿Cuál es el medio más eficiente para alcanzar ese fin? Pero en el cómo existen también aspectos referidos a los fines de la actividad económica. La eficiencia es un concepto aplicable a los medios para obtener un determinado conjunto de fines.

  • Partiendo de estos fines, desde luego será más eficiente el negocio que más ingresos consiga por unidad de coste, pero siempre partiendo de unas condiciones de partida que expresen los fines que la sociedad desea alcanza con dicha producción económica.

  • El planteamiento de la eficacia no se aplica por igual si estamos valorando proyectos con distintos fines. Por ejemplo, el hecho de no talar un bosque tendrá un coste de oportunidad : el beneficio en forma de renta que se percibiría al talar el bosque. Este tipo de decisiones no tienen nada que ver con la eficiencia. La eficiencia sólo puede medirse comparando distintos medios de llegar a un mismo fin.

  • La persecución del máximo beneficio es natural en los empresarios, pero no tiene por qué serlo en los que toman las decisiones de financiación. Esto último no corresponde a ningún criterio de eficiencia. Que el máximo beneficio decida del fin de la inversión es asumir que el máximo beneficio en forma de renta es el fin supremo del ser humano y todos los demás están supeditados a él.

La competencia por el capital

Que el máximo beneficio decida qués se financia y qué no se financia, responde a algo bien distinto a la eficiencia económica. Responde a un criterio práctico al que podríamos denominar el miedo a que el dinero se vaya o la obligación de competir por el capital .

  • En nuestra opinión , si atendemos al rasgo más esencial del capitalismo y que además lo convierte en un caso particular de economía de mercado, tendríamos que señalar la competencia por el capital en la asignación de los recursos financieros. En el sistema financiero actual el capital va a allá donde obtiene máximos beneficios. Y esto en un sistema económico adicto al crecimiento es un drama.

  • La competencia del ser humano por le capital es el rasgo distintivo de capitalismo, una economía de libre mercado que no contara con este rasgo no sería capitalista.

  • Una de las soluciones actuales al miedo a que el dinero se vaya son las burbujas especulativas. Esto explica la poca diligencia de las autoridades económicas en evitarlas.

  • El sistema financiero actual convierte a nuestras economías en burbuja-dependientes.


El pleno empleo

Durante un tiempo, las innovaciones tenían un elemento positivo sobre el empleo .. .pero en las últimas décadas esta tendencia ha empezado a desparecer sobre todo influenciadas por la globalización

Algo está profundamente errado en los conceptos que dan base a nuestro sistema económico cuando este proceso global de la mano de obra ocupada resulta ser un problema. Pero el problema de alcanzar el pleno empleo sólo desaparecerá si pudiéramos repartir el trabajo sin reducir los sueldos.

Con reducciones en la jornada laboral, la evolución de los sistemas económicos seguirá siendo posible. Se trataría de generar ahorro en forma de renta con el fin de generar ahorro de mano de obra. Sin embargo en este sistema esto es imposible porque tendemos a competir por el capital.




LA ECONOMÍA GLOBAL

El dinero es una institución social que representa la voluntad de cooperar. Compartir una moneda supone un vínculo de unión entre el grupo de individuos que la acepta como medio para cancelar deudas e intercambiar el excedente de su producción o su trabajo.

La convertibilidad de una moneda es lo que permite extender un mercado más allá de sus fronteras nacionales y abarcar otras naciones. El objetivo de extender los mercados es alcanzar una mayor cooperación …. una mayor especialización nos lleva a una mayor eficiencia. Pero el término eficiencia no tiene sentido sin definir el fin al que se refiere aquello que es eficiente.Una mejora en la eficiencia, significaría en teoría, que esa satisfacción de las necesidades humanas se lleve a cabo con el mínimo de recursos posibles.


Los fallos del mercado global

Quien tiene el poder de financiar tiene la capacidad de dar forma a la sociedad desde el punto de vista económico.

En el año 2000 se calculaba que las operaciones que tenían lugar en el mercado de divisas eran un 98% especulativas mientras que 25% pertenecían a la economía real ( Lietaer 2001)

Confiar en que el libre mercado de divisas marque unos tipos de cambio que se corresponden con la posición competitiva real de cada país respecto al resto es como jugar a la ruleta rusa, casi literalmente.

Esta volatilidad del mercado de divisas es inasumible por parte de la mayoría de los países, así que cada cual ha buscado sus soluciones, pero todas ellas afecta a lo que podríamos denominar el mapa monetario mundial produciendo una concentración monetaria generalizada.
La triada incompatible explica por qué es imposible para una economía tener al mismo tiempo libertad de movimientos de capitales ( es fundamental para obtener financiación en el mercado libre), un tipo de cambio fijo ( que es importante para la estabilidad de los precios y para el mantenimiento del comercio internacional) y una política monetaria autónoma, es decir moneda propia e independiente y en el sistema actual la posibilidad de marcar los tipos de interés de la propia moneda en lugar de seguir las otras monedas más fuertes. De este modo la triada incompatible significa que en el mundo no hay lugar para monedas débiles. Además es un factor que ha estado presente en la inmensa mayoría de las crisis financieras.... Esto ha llevado al fenómeno denominado concentración monetaria pues para cualquier país , la independencia monetaria sería el objetivo más sacrificable de los tres.


Financiarización

La dependencia monetaria ocasionada por la triada incompatible se plasma en el fenómeno de la financiarización que consiste en que los países pobres financien a los ricos, en contra de toda lógica.

El dinero financiero son las acciones de empresas multinacionales, emitidas para llevar a cabo fusiones y adquisiciones de otras empresas. Estas empresas mediante ampliaciones de capital generan acciones que utilizan como medio de pago para comprar participaciones de las empresas adquiridas.

El dinero financiero cumple las funciones tradicionales del dinero legal, con la diferencia de que la capacidad de emitirlo ya no es del Estado, sino de empresas privadas. Los activos financieros en general se han cuadruplicado desde 1982. Pero además dentro de los activos financieros totales la importancia de dinero legal ha descendido enormemente.

Tal notable pérdida de importancia porcentual (de los bancos) es consecuencia del despegue bursátil tanto desde el punto de vista de las acciones como de los bonos y obligaciones ( públicas y privadas),

Es obvio que es más interesante financiarse con deuda no exigible, precisamente porque nadie te la puede exigir, pero no cualquiera puede hacerlo. De esta manera se crean dos modelos financieros dentro de los cuales cabe clasificar a los diferentes países. Por una lado tenemos el modelo “ atractor crónico de capitales” (Estados Unidos, Inglaterra, España, Italia, etc.; por otro lado está un segundo modelo financiero acreedor que, desde el punto de vista de sus protagonistas, ofrece rasgos más heterogéneos ( citando a O. Carpintero))

No parece pues muy cierta la tesis de que los países ricos lo sean porque ahorren más, inviertan más y por tanto generen más renta. Más bien ocurre muchas veces lo contrario: son más ricos porque se revelan capaces de captar el ahorro del resto del mundo emitiendo pasivos ( exigibles y no exigibles) que les sirven a su vez para alimentar la estrategia adquisitiva de sus empresas y hogares tanto internamente como más allá de sus fronteras a través de la compra de activos en otros territorios

El dinero de los países pobres no siempre se queda en los centros financieros internacionales, pero lo hace en forma de inversiones que sirven a los intereses de los países ricos

En definitiva es un país rico el que tiene capacidad para captar el ahorro del resto del mundo emitiendo pasivos, lo que depende de disponer del poder económico en el sentido amplio como para poder obtener financiación privilegiada sobre todo por medio del endeudamiento no exigible.

Para una empresa multinacional cotizar en una divisa fuerte es un requisito ineludible para tener este privilegio. Y las monedas fuertes son las que disponen de amplia aceptación en mercados estratégicos como las materias primas y el petróleo y, en última instancia las que disponen de una potencia militar y política que las respalde.

Por tanto ¿qué conclusión podemos sacar de proceso de financiarización?

La conclusión es la siguiente: la mejor herramienta para la dominación del mundo es una moneda fuerte pues impone el tipo de cooperación entre países que al país con la divisa fuerte le interesa y no la que le interesa al país con la divisa débil, en una relación claramente desigual.


Competencia desleal


El crecimiento cooperativo mantiene y fomenta la demanda. El crecimiento competitivo consiste en producir un bien que ya está en el mercado... pero que tiene alguna ventaja adicional, como un mejor precio, un mejor diseño, etc...El crecimiento competitivo mejora la productividad, lo que es un factor de progreso.

La competencia desleal es el resultado de que exista un mercado único global, de forzar a competir, sin estar sujetos a una misma legislación, es decir a las mismas reglas de juego. Es una especie de falsa competencia forzosa ( desleal porque no se siguen las mismas reglas y forzosa porque en el mercado global no hay opción a no competir)

La competencia desleal tiende a reducir el nivel de vida de todas las personas del planeta al mínimo, en lugar de tender a maximizarlo, lo que no es un factor de progreso sino todo lo contrario.

Ley del mínimo esfuerzo del capital

En la actualidad en lugar de vivir bajo la ley del mínimo esfuerzo del ser humano,vivimos bajo la ley del mínimo esfuerzo del capital. Si unimos la ley del mínimo esfuerzo del capital con la competencia por el capital, con la irrefrenable compulsión hacia el crecimiento que produce en la economía el sistema financiero internacional causada por la existencia del interés, tendremos que esa mayor eficiencia económica que permite el mercado global difícilmente va a tener una aplicación literal.

No se trata de satisfacer las necesidades humanas materiales con el mínimo de recursos escasos posible, sino que se trata de con los mismos recursos producir cada vez más. Lo que sin duda nos lleva a fomentar, como sea, el aumento de las necesidades humanas que se pueden satisfacer con productos en el mercado, incluso en detrimento, si fuera necesario, de otras necesidades humanas.

La eficiencia entendida como producir lo mismo con menos recursos no cabe en nuestro sistema económico debido a la necesidad de crecimiento constante que nos impone el sistema financiero actual.

Y la globalización es la razón por la que no hay posibilidad de poner coto a esa necesidad de crecimiento intrínseco al sistema cambiando las leyes.

La regulación es impotente para solucionar este problema porque ningún país puede regular los mercados en los que se producen los productos que se consumen en su territorio.


Barreras al comercio internacional

Los abusos que se cometen al amparo de las reglas de la OMC, la triada incompatible, la deslocalizacion empresarial, la competencia desleal y el gran casino....el mercado internacional, lo que podría ser un gran invento, lo mismo que el dinero en sí, se convierte en un instrumento de dominación.

Es difícil solucionar los problemas políticos que componen este conjunto de calamidades, pero sí podemos constatar que sin la adición al crecimiento , tal vez la agresividad de los países en su política exterior se relajaría. Si la capacidad a decidir respecto a las condiciones en que se produce la integración de los mercados, es decir, si los ciudadanos y los países tuvieran un derecho real a no competir cuando no quieren, entonces tal vez el mercado global pudiera estar compuesto por relaciones de intercambio mutuamente provechosas y consentidas.

Las relaciones de intercambio reales

La misión del mercado de divisas consiste en garantizar unas relaciones de intercambio reales entre economías; cosa que no hace, entre otras cosas a causa de la especulación y a la triada incompatible.

La Paridad del Poder Adquisitivo (PPA), basada en la teoría del precio único, entiende el Producto Interior Bruto (PIB) en términos del coste de vida en cada país. Por ello vemos que a fin de asegurar que las relaciones de intercambio sean reales, seria necesario eliminar la especulación en el proceso de fijación de los tipos de cambio y además el volumen de las reservas de una economía frente a otra, cada una nominada en la moneda de la otra, debería ser objeto de consenso previo entre ambas economías.




EL PODER FINANCIERO

Hay un evento que fue decisivo para convertir el poder económico en poder financiero. Ese evento fue la adopción de las propuestas de Keynes a nivel monetario. El capitalismo nació como una forma de apropiación comparable al botín de guerra, pero por medio de la producción económica.

Los poderes públicos habían empezado ya a defender la hegemonía del capital desde la revolución francesa, llevada a cabo por la burguesía capitalista El capital era muy poco móvil entonces. El crédito no era accesible con la facilidad que lo fue después y había pocas vías alternativas para hacer crecer el capital que la de la acumulación: ir extrayendo la plusvalía e ir reinvirtiéndola sucesivamente. Pero todo cambió cuando Keines entró en escena. El empresario productivo de pronto tenía una fuente de crédito externa a su propio ciclo capital-dinero . Una fuente mucho más abundante y barata de lo que era el mercado de dinero antes de este cambio. La condición era que en la nueva situación, el empresario propietario de los medios de producción tenía que compartir de alguna forma la plusvalía con la entidad financiera. Una plusvalía muy superior a la que hubiera obtenido sin financiación externa.

Desde que este cambio se produjo, el poder capitalista de la obtención de la plusvalía se desdobla claramente dos : el poder económico originado en la propiedad ( privada) de los medios productivos y el poder originado en la capacidad financiera

Esos dos componentes ya están latentes en en el origen del capitalismo pero su materialización sólo se materializa con el cambio monetario que propone Keynes que rompe la exclusividad de la oferta monetaria de los antiguos capitalistas y genera una vía de entrada adicional hacia el mecanismo de apropiación que constituye el capitalismo. Con la sofisticación de los mercados financieros, el capital financiero se ha hecho cada vez más poderoso en su relación con el poder económico de los propietarios de los medios de producción. Frente a ellos los empresarios austeros y cautelosos que no se endeudan quedan desbancados

El empresario productivo , como mero poseedor de los medios de producción, ya no está situado en la punta de la pirámide del poder económico; ahora está en un escalón más abajo, bajo el poder financiero.

El poder financiero está en manos del gran capital. Pero esto no es ya una característica de un sistema de economía de mercado, sino una característica del sistema monetario y financiero que consiste en que el criterio para acceder a la capacidad de endeudamiento consista precisamente en disponer de propiedades líquidas que puedan respaldar la financiación otorgada.

Además el poder financiero ha potenciado y explotado enormemente otra forma de plusvalía no productiva y abiertamente superflua: la especulación a base de la creación de dinero ficticio para tomar posiciones en mercados y activos, con lo que provoca el inflado artificial delos precios y obtiene un acceso privilegiado a la propiedad y a los recursos, que no tiene justificación alguna.

Hace tiempo que el poder financiero viene desarrollando sus propias formas de dominio no basadas en la propiedad : la banca especialmente la banca de inversión, gestión de fondos, las agencias de calificación, etc. En general todos los agentes que intervienen entre empresas, gobiernos o particulares no lo hacen en tanto que grandes propietarios del capital físico o intelectual de las empresas y de las fuentes de recursos, sino en tanto que grandes hacedores, en tanto que constituyen el poder financiero de la economía y como consecuencia pueden dar forma a su futuro, modificar las circunstancias sociales y dictar sus reglas. De alguna forma, la propiedad del capital físico e intelectual y de los recursos pasa a ser una consecuencia del poder financiero.

El poder económico se ha sintetizado en el poder financiero y se erigido como supra-poder en el conjunto de la sociedad, por encima no sólo de los trabajadores sino también del empresario productivo. La mera propiedad de los medios de producción se ha visto desposeída del poder económico que tenía antaño.El poder financiero que conocemos lo hace con un único propósito, el imperativo de autoalimentarse, aunque sea devorando cualquier forma de vida que salga a su paso.

La distribución de la renta

Cuando hay una mejora la pregunta es ¿Cómo se reparte esa mejora? Existen tres posibilidades:

1. Reducir los precios y que la mejora la reciban los consumidores
2. Subir los salarios y que la mejora la reciban los empleados
3. Incrementar los beneficios y que la mejora la disfruten los empresarios y/o el capital

Cada vez nos aproximamos más al punto de partida en el que estábamos en los tiempos de Marx , con el poder cada vez mas incontestable, libre de regulaciones y soberano. Aunque a diferencia de en aquella época, ese poder es ahora el poder financiero.

En el pensamiento de Keynes el estado debe distribuir la renta. Esta corriente parte de un hecho incontestable en el capitalismo basada en la competencia por el capital: la distribución de la renta es, no sólo injusta, sino insostenible. El sistema económico tiende al colapso de forma recurrente a causa de los déficit de demanda que genera de manera natural.

Es decir ante la evidente falta de poder de los trabajadores ( que son los que conforman el grueso de la demanda del mercado) en la pirámide del sistema productivo, la solución keynesiana plantea que un nuevo poder, el Estado, actué para nivelar el desequilibrio. Pero la globalización y el poder financiero neutralizan el poder del Estado y el poder sindical de los trabajadores.

El mecanismo de recuperación del déficit público por parte de los estados por vía fiscal ya no funciona. Los impuestos indirectos, no progresivos y al consumo, no solucionan el problema

El crecimiento económico y el endeudamiento público y privado tienen un límite. Por presiones del poder financiero el déficit privado está siendo asumido por los estados en un proceso de transferencia de la deuda privada a la deuda pública que demuestra la impotencia de la ciudadanía ante un poder financiero avasallador. Esto demuestra algo que venimos reiterando : la imposibilidad de que la responsabilidad financiera sea privada, salvo que estemos dispuestos a dejar quebrar el sistema monetario y financiero. Esto nos lleva a la imposibilidad de que el dinero sea traficado en el ámbito del mercado, donde la responsabilidad individual es un requisito imprescindible.

En la pugna del capital financiero contra los estados nacionales, no hay duda de que el vencedor es el capital financiero. Debemos asumir la derrota de los estados nacionales en tanto que poder nivelador del mercado.


PARTE II

SOBERANÍA FINANCIERA Y UN NUEVO SISTEMA ECONÓMICOS


DESAPRENDIENDO ECONOMÍA

De todos los engaños a los que está sometido el ser humano, el más grandioso tiene por objeto al sistema monetario y financiero actual. El engaño consiste en pretender la neutralidad de este sistema, su presunta independencia de cualquier ideología.

Los modelos económicos dominantes omiten la participación del crédito en la economía real. Sin embargo esta omisión es imposible.

Aislar el funcionamiento del sistema productivo del funcionamiento de los flujos crediticios es como aislar el funcionamiento del cuerpo humano de la circulación sanguínea.Se crean modelos que tienen en cuenta la producción , el empleo, la renta.... e ignoran por completo la participación del crédito en el sistema productivo.

La competencia por el capital, basada en la escasez del dinero nos obliga a perseguir el máximo beneficio

Sin embargo, los avances en lo relativo al dinero virtual hacen que los condicionantes implícitos en ella desaparezcan: el dinero no es escaso. El interés no tiene sentido. El riesgo del crédito es público y por tanto el dinero no puede eser objeto de comercio. La información no tiene por qué ser tan imperfecta .

El crédito bebe de fuentes que nada tienen que ver con el ahorro. El máximo beneficio en forma de renta no significa la máxima eficiencia del sistema económico. Las personas no necesitamos competir por el capital..etc.


REFUNDANDO EL SISTEMA ECONÓMICO

Las necesidades económicas ( resultados de la escasez), las que no se satisfacen de forma espontánea e incondicional, sino por medio de la producción de bienes y servicios que se miden a través del PIB, que se articulan con el instrumento que llamamos dinero, se lleva a cabo con el trabajo humano actuando como recurso productivo sometido al liderazgo de las empresas o del Estado.

El PIB que irónicamente consideramos una medida de la riqueza, es en realidad , considerando la cuestión desde este punto de vista, una medida directa de la escasez, de la carencia. La producción económica no es más que la solución de la escasez. Si los recursos no fueran escasos no tendríamos que gestionarlos y por tanto no necesitaríamos un sistema económico.

Es más, con su persecución del crecimiento continuo, el capitalismo es un régimen que va justo en
dirección contraria al Jardín del Edén. Vemos así que ya entonces un atento observador ( Beltran Rusell ) podía criticar que en nuestra organización social los aumentos de productividad no sirvan para reducir el tiempo de trabajo de las personas y aumentar su libertad.

Si la crisis de sobreproducción se pueden solucionar con la reducción de la jornada laboral ¿ porqué hemos avanzado tan poco en este sentido? La primera razón es que los defensores del capitalismo han encontrado un argumento plausible para tener ocupada a la población ocho horas diarias, a saber: las necesidades o deseos humanos son tan ilimitados como la imaginación humana. Siempre habrá nuevas necesidades que resolver.

Una de las consecuencias de dar por cierta esta afirmación es que, en su dinámica de crecimiento obligado, nuestro sistema socioeconómico tiende a resolver en el campo de la producción económica cada vez más necesidades no económicas, en detrimento de las soluciones que antaño recibían en el campo de la producción no económica.

Estamos ante un trasvase claro de soluciones no económicas a soluciones económicas, lo que es una invasión del mercado en todos los ámbitos de la vida. Es la necesidad de crecimiento que impone la competencia por el capital la que ha ido disparando las necesidades humanas justo en esa dirección

Tal vez una parte del trabajo intelectual cooperativo cuyos productos son susceptibles de fluir a través de internet, encaje mucho mejor en el ámbito de la producción no económica. Si fuera éste el caso ( se refiere a la actividad no económica de internet), estaríamos ante la atrofia del camino evolutivo natural del capitalismo: siempre habrá una necesidad que satisfacer, sí, pero tal vez esa nueva necesidad sea una necesidad no económica o no susceptible de ser monetizada por parte de un negocio.

Mientras la empresa se encuentre en una economía abierta, sujeta a la competencia, el patrono,sea quien sea, no tiene en su mano la decisión más importante respecto al trabajo: la opción de reducir el número de horas trabajadas y dar mayor libertad al trabajador.

No es necesario asumir de forma doctrinaria que la libertad proporciona una parte importante de la felicidad, ni que seremos tanto más felices cuanto menos proporción de ellas sea satisfecha por la producción espontánea no económica que nos es natural. Lo único que es necesario es que las personas adquieran verdadera capacidad de elegir en este terreno.

En un sistema económico adicto al crecimiento es imposibe no caer en la tentación de causar destrozos para crecer solucionándolos. Y lo peor de todo es que cada uno de nosotros,aportando nuestro trabajo en el mercado, estamos colaborando con el que paga a ese publicista que nos hace sentir miserables por apreciar las cosas simples de la vida y no tenemos opción de no hacerlo.

Ofrecer la opción de elegir qué producir de forma económica y qué producir de forma no económica significaría disponer de la libertad de repartir el trabajo y aplicar los aumentos de productividad alguna vez a la reducción de la jornada laboral ( sin reducción de salarios), libertad de la que sí disponían los seres humanos de la economía primitiva. Sin embargo, esa libertad no existe desde el momento en que el decrecimiento, en el capitalismo, técnicamente se le denomina “ recesión”.

Nuestra organización económica está viciada desde la misma raíz, desde la denominación de los conceptos hasta la expresión de los fines que persigue. Esta confusión de producción económica con riqueza, de decrecimiento con recesión y de ocio con desempleo, procede de algunos errores de base en la ciencia económica. Además del error de considerar al dinero una mercancía que se puede comerciar, el más importante de ellos consiste en haber formulado la ley del valor . Cuando en realidad de todas las supuestas leyes de valor que existen, ni una de ellas se cumple en la medida en que la ley de la gravedad se cumple.

¿ Dónde está el punto de equilibrio de un mercado, si tanto la demanda como la oferta se determinan en última instancia por aquel que abre o cierra el grifo de la liquidez en un sentido o en otro?

Sin duda el punto de equilibrio de cualquier mercado de bienes y servicios se gestiona a golpe de financiación, mientras haya margen para el endeudamiento.

El hombre es incapaz de producir el capital natural y sin embargo lo dilapida sin distinguir entre el concepto de renta y el de capital.

En economía lo que tenemos para valorar los bienes y servicios no se pueden denominar leyes sino algunas guías bastante útiles que nos orientan en determinadas circunstancias sobre el valor que pueden tener los bienes y servicios para las personas. A partir de aquí podemos empezar a vislumbrar cómo el consumidor no es dueño de su propia demanda.

En el sistema capitalista la percepción de libertad es mucho mayor de lo que realmente ésta es.

Pero aún así, el consumidor sólo puede elegir entre las opciones ya financiadas, ya producidas y ya puestas en el mercado. El consumidor ( que sólo es consumidor en sus ratos libres porque la mayor parte del tiempo ejerce de trabajador) no tiene ninguna participación en la génesis de esas opciones de consumo, especialmente no tiene ninguna opción de elegir el ocio alternativo que implicaría la no-producción de alguno de los productos que le dan a elegir en el mercado.

El proyecto que obtendrá la financiación como para llevarse a cabo será aquel que más beneficios en forma de renta dé( y mayor dominio sobre le mundo aporte a sus accionistas) sin tener en cuenta ningún otro criterio.

La libertad del consumidor se reduce al ámbito de los hechos consumados por el capital, y esto no es lo mismo que tener verdadero poder sobre la propia demanda que es lo que necesitaría para compensa rel poder del capital.

El dinero y el crédito emborronan los esquemas de colaboración , de división de trabajo y de reciprocidad que son naturales al mercado y no nos dejan ver la realidad productiva queha tras ellos

Esclavitud moderna

El análisis económico nos ha llevado a constatar que la economía consolidada es la que produce el excedente en forma de bienes y servicios que alimentará las nuevas actividades económicas y que el crédito es fundamental en este proceso.

La realidad es que este consentimiento no existe, ni se tiene noticia de que haya existido .

¿Por qué este consentimiento está ausente de las relaciones de poder de nuestra sociedad? La razón más importante es que el dinero y el crédito emborronan los esquemas de colaboración, de división del trabajo y de la reciprocidad que son naturales al mercado y no nos dejan ver la realidad productiva que hay tras ellos.

Sea cual sea la fórmula de financiación un crédito a la inversión para crear una nueva empresa o lanzar un nuevo producto al mercado es un préstamo de la economía consolidada a los que se lanzan a una nueva aventura empresarial.

Queramos o no los estamos acogiendo a nuestro club, estamos colaborando con ellos, aportándoles el fruto de nuestro trabajo, mientras ellos nos aportan el fruto de su trabajo.






LA SOBERANÍA FINANCIERA CIUDADANA

La soberanía financiera es la capacidad de participar en la toma de decisiones que tiene lugar en la esfera de la gestión de los recursos financieros y el crédito.

La soberanía financiera no existe en nuestro universo conocido. El dinero en un ecosistema marcado por la competencia por el capital tiene una dinámica propia que gobierna sobre todos los seres de la creación , incluidos los amos del dinero.

El poder financiero consiste en poseer esa fuerza que domeña a los demás y exige el comportamiento especulador, parasitario y dominante que le da origen. La existencia de esa fuerza crea un mundo de dominadores y dominados.

Allí donde llega financiación, hay puestos de trabajo. Pero a los efectos de la bolsa ( de trabajo) lo máximo que puede hacer por el trabajador el aumento de la productividad es expulsar sus horas laborales de ella. Nunca la eliminación de horas de trabajo totales de la bolsa debida a los aumentos de productividad permite que las ocho horas diarias de trabajo se reduzcan pues el ciudadano no tiene derecho a modificar el esquema de división del trabajo. La competencia por el capital nos impone la competencia por el trabajo.

Compartir una moneda es colaborar en un mismo mercado lo que implica cierto grado de asociación involuntaria. El derecho más importante a reclamar hoy día es la soberanía financiera, que consiste en el derecho a la no asociación por medio de una moneda.

Deberíamos tener derecho a repartir el ahorro de horas laborales resultante de los aumentos de productividad, a disfrutarlo como ocio, en lugar de sufrirlo como desempleo o amenaza de desempleo.

La soberanía finaciera implica:

a) Liberarnos de la necesidad de crecimiento permanente b) Participar en la toma de decisiones de las nuevas actividades a financiar c) Garantizar que el número de horas laborales totales sera repartido equitativamente entre todos los trabajadores sin reducir sus ingresos, marcando la jornada laboral máxima en ese número de horas que resulte del reparto.

Soberanía financiera

Es un hecho probado que en el mundo cada vez hay más monedas alternativas y complementarias.

La soberanía monetaria completa exige que legalmente sea posible, no sólo que cada persona sea libre de agruparse con otras personas, crear y utilizar una moneda propia para llevar a cabo transacciones económicas sino también que se legal pagar impuestos y contribuciones a las autoridades en la misma moneda en que se ha creado la renta, lo que choca con el concepto de moneda de curso legal.

Para alcanzar la soberanía financiera es esencial que existan alternativas al sistema monetario y financiero hegemónico, posibilidades reales de que un grupo de personas decida crear su propia moneda e invite a las demás a formar parte de un nuevo esquema de mercado en el que las personas participen en las decisiones que hasta hoy estaban restringidas al ámbito del poder financiero que domina el mundo en la actualidad.

La soberanía monetaria completa exige que legalmente sea posible, no sólo el que cada persona sea libre de agruparse con otras personas y crear y utilizar una moneda propia para llevar a cabo transacciones económicas sino también que sea legal pagar impuestos y contribuciones a las autoridades en la misma moneda en la que se ha creado la renta lo que choca con el concepto de moneda de curso legal.

Implicaciones de la soberanía financiera

Para dar curso a esa libertad de repercutir los aumentos de la productividad a la reducción de la jornada laboral es necesario un cambio de sistema monetario y financiero.

La soberanía financiera ciudadana es la única manera de que la ley del mínimo esfuerzo del ser humano sustituya la ley del mínimo esfuerzo del capital, exige eliminar la competencia por el capital como método de asignación de recursos

La soberanía financiera tiene aspectos que inciden especialmente en la organización social


****************
Bajo la sana ley del mínimo esfuerzo del ser humano, es sistema productivo empezaría a transformarse para servir de la mejor manera posible a los intereses de las personas ( entre las cuales está la supervivencia del planeta) en lugar de servir a la autoalimentación del capitala financiero (pag 173)

No sólo que el desmpleo actual dejaría de existir. Todo este proceso nos llevaría además a un volumen de producción inferior al actual , a un so todavía menor de mano de obra, por lo tanto a reducciones aún mayores de la jornada laboral. (pag 173)

La necesidad de crear puestos de trabajo es un efecto de la perversión del capitalismo... (pag 173)


Compartir moneda es colaborar

Nuestra condición de engranajes del sistema productivo, de miembros de la economía de mercadoen la que participamos como trabajadores, empresarios o consumidores tiene que ser elevada a una condición no servil que nos permita adquirir control sobre nuestro destino (pag 175)

Estos derechos podrán formularse así

a) Derecho de toda la población al trabajo y al tiempo libre generados por los aumentos de producción.No hay razón para el desempleo
b) Derecho a participar en los procesos de financiación
c) Derecho a no colaborar con un sistema financiero que exige crecer infinitamente
d) Derecho a no colaborar en fabricación de armas y otras actividades corruptas y nocivas
e) Derecho a no cobrar intereses por nuestro dinero a cambio de no pagarlos cuando lo tomemos prestado


( CONTINUARÁ)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada